Está Buenisimo, está Zumuva
NOVEDADES

El mejor asado

asado-amigos

Es en ese momento, ahí cuando termino el picadito de cada jueves, ahí cuando la salida al boliche llega a su fin, o quizás cuando la juntada de estudio ya cumplió sus horas, es ahí cuando se ilumina la cabeza de alguno de los presentes y tira: “… ¿y si hacemos un asadito?”.

Propuesta osada pero más que valedera, no tenemos carne, ni carbón, ni siquiera la parrilla. Es justamente eso lo lindo de estos asados, todo un desafío. Por suerte siempre está el que habita la “casa del pueblo”, él será el primero en decir: “¡vamos a casa!”, resolviendo uno de los primeros obstáculos.

El segundo y no menos importante es la carne, en este punto existen dos posibilidades que dependerán de la hora y alguna otra circunstancia. Puede suceder que exista en el grupo aquél fiel a los asados que siempre sabe dónde conseguir buena carne, sin importar hora, clima ni ninguna otra condición. Nadie sabe cómo, pero en minutos tiene los kilos exactos para que ninguno se quede con hambre.

La otra posibilidad, la más común, es que no sepamos dónde comprar la carne, más si se trata de un asado planeado “post salida”, en las primeras horas del día cuando la vecina, mate en mano, se apresta a barrer la vereda.

En estos casos suele ocurrir el “saqueo de los freezer “de las casas de los futuros comensales, por eso no sorprenderá horas más tarde encontrar sobre la parrilla una costeleta, una salchicha, variedad básicamente.

Ya tenemos lo fundamental, el carbón de algún lado siempre aparece y el asado está en marcha, suele suceder que la cocción parece mucho más rápida que en otras ocasiones, el asador sacará los distintos trozos de carne asada y lo depositará sobre la tabla de madera rodeada de (ya en ese momento) fieras hambrientas.

Así, sin ensalada, sin condimentos, y con mucha suerte con algún que otro pedacito de pan se disfruta de este manjar que horitas antes ni imaginábamos desgustar. Así son los mejores asados.

Alternativas para una buena picada

Mozzarella Sticks

Llegan esas tardecitas en que el verano parece resistirse a abandonarnos y el escenario se presenta ideal para juntarnos con amigos y compartir el momento.

Pero para que la juntada sea completa tiene que haber “algo para picar”, para acompañar las risas y anécdotas que surgirán en la charla.

A continuación te dejamos dos alternativas para que puedas sorprender con una picadita diferente a tus amigos.

Bastoncitos de muzarella al horno

Ingredientes:

  • 500 gr de muzzarella
  • 200 gr de harina
  • 3 huevos batidos
  • 300 gr de pan rallado
  • Orégano
  • Pimentón
  • Sal

Esta es una receta sencilla y rápida de realizar, en la que no necesitarás muchos ingredientes. Un poco de muzzarella, pan rallado y harina y lograrás unos riquísimos bocaditos.

Comenzá por cortar la muzarella en finos bastones. Por otro lado batí lo huevos. Luego le agregás  sal y orégano y volvés a batir para unificar los ingredientes.

Mientras tanto, le incorporás al pan rallado un poco de pimentón y lo mezclas con una cuchara.

Después pasás los bastones de muzzarella por harina, luego por el huevo y finalmente por el pan rallado.

Lo ideal es pasar el bastoncito dos veces por huevo y pan rallado para lograr un buen resultado.

Posteriormente los llevás al frezzer por cuatro horas aproximadamente. Luego los retirás y los colocás en una asadera previamente aceitada y los freís hasta que comiencen a tomar color. Por último los llevás a un horno de 250°C por unos cinco minutos y ya están listos para disfrutar.

Mini salchichas rebozadas

Ingredientes:

  • 4 salchichas
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1/2 taza de harina
  • 1 y 1/2 taza de harina de maíz
  • 1 huevo
  • 1 pizca de pimentón
  • 1 y 1/2 cucharadita de polvo de hornear
  • 1 taza de leche cuajada
  • Aceite

Primero tenés que cortar las salchichas al medio. Clavá cada mitad de salchicha en un mondadientes grande.

Luego pasá cada salchicha por la harina y asegúrate de cubrirlas bien.

En un recipiente, mezclá la harina de maíz con el resto de la harina de trigo. Añadí en el recipiente el azúcar, el bicarbonato de sodio, el polvo de hornear y el pimentón. Mezclá bien todo.

Poco a poco incorpora a la mezcla del recipiente el aceite y el huevo. Agregá también la leche cuajada y revuelve bien para mezclar todo en una preparación homogénea.

Por otro lado, colocá aceite en una sartén para freír allí las mini salchichas. Lo que tenés que hacer es pasar cada salchicha por la mezcla y luego llevarla a la sartén para freír.

Tené en cuenta darlas vuelta para que se doren bien de ambos lados. Retirá y deja que escurra el aceite en un plato con toallas de papel.

Acompaña con algo de mostaza o mayonesa para un aperitivo delicioso.

Tenés dos ricas alternativas para sorprender en tu próxima picadita acompañándola con el Zumuva que prefieras.

Fuente/Imagen: www.elgranchef.imujer.com

El día de la felicidad

smiley-face-wallpaper-016

La sonrisa de tus hijos, el beso de la persona que amás, las historias de tu abuelo, los momentos con amigos, el gol de tu equipo en el último minuto; cosas tan distintas pero tan iguales. Iguales porque nos hacen felices, y eso es lo mágico de la felicidad, tan subjetiva que cada uno la encuentra ahí  donde quizás otros no la vean.

Y el calendario tiene un día reservado para homenajearla, el 20 de marzo fue decretado por la Organización de Naciones Unidas (ONU) el “Día Internacional de la felicidad” bajo la premisa de que  “la búsqueda de la felicidad es un objetivo humano fundamental”.

Así que el próximo 20 de marzo brindá con Zumuva y que no sea un brindis más, brindá por todo aquello que te hace feliz. Salud!

Receta para el “vino del amor”

Vino-del-amor

“No hay pociones para el amor” decía aquella famosa canción de rock nacional, pero lo que si encontramos es un buen cóctel que promete atraerlo, el “vino del amor”. Te dejamos la receta para que te animes a preparalo.

Vas a necesitar Zumuva blanco, 300 gramos de azúcar, 400ml de agua, y 80 ml de esencia de vainilla.

Primero colocá en una cacerola a fuego lento el azúcar y un poco de agua que la cubra hasta que se haga una mezcla de color amarillento, luego agregás el resto del agua de acuerdo a la cantidad mencionada. Tendrás que esperar que todo quede bien hervido y posteriormente dejás enfriar la preparación.

Luego agregás el extracto de vainilla junto al vino para que tome el sabor deseado, después sólo queda compartirlo y disfrutarlo con esa persona especial.

Fuente/Imagen: www.tragos-tragos.com

Se terminaron las vacaciones…

oficina_sueno

Así, en un abrir y cerrar de ojos se pasaron tus días de vacaciones. Dicen que lo bueno dura poco, o que cuando uno la pasa bien el tiempo parece apresurarse, quizás todas son válidas porque no podés creer que ya  tenés que volver a tu rutina de trabajo.

Lo cierto es que a algunos les cuesta un poco más que a otros retomar el ritmo, hay personas que llegan a manifestar diversos síntomas  como cansancio, apatía, falta de concentración y somnolencia al incorporarse al trabajo, algo que los profesionales denominan síndrome post vacacional.

A continuación, algunos consejos para evitar este estrés luego de nuestros días de descanso:

1. Programá tu regreso con tiempo. No cometas el error de regresar de tus vacaciones el día anterior a tu vuelta al trabajo. Tómate, al menos, un par de días para retomar tus rutinas y ordenar los enseres y recuerdos que has traído de tus vacaciones.

2. Abordá tus actividades laborales progresivamente. Dedica un tiempo a analizar qué tareas tenés que hacer, priorizá las más importantes y urgentes y comenzá por las más sencillas y placenteras.

3. Respetá las horas de sueño. Aunque en tus vacaciones hayas podido trasnochar y dormir de más o de menos, es importante que regularices tus ritmos de sueño tras tu vuelta al trabajo.

Evita las siestas, al menos los primeros días, y procúrate ocho horas de sueño reparador por la noche.

4. Hacé deporte. Además de ayudarnos a liberar endorfinas, unas pequeñas proteínas responsables de hacernos sentir felices, optimistas y relajados, el deporte hace posible que nuestra mente se libere del estrés al concentrarse en la ejecución del ejercicio físico.

Esta desconexión de las preocupaciones es fundamental para poder solucionar los problemas o dificultades de la vida con objetividad y eficacia.

5. Cortá con los pensamientos recurrentes. Dar vueltas en la cabeza, una y otra vez, al mismo tema sólo incrementará tu ansiedad y tu sensación de falta de control. No lo permitas.

Salí a la calle a dar un paseo, dedícate a una actividad que te guste o escuchá tu canción favorita: lo que sea con tal de cortar esa cascada de pensamientos que no te llevan a ninguna parte.

6. Organizá tu tiempo y divertite. Del mismo modo que empleas un tiempo al día a trabajar, asegúrate de dedicar un tiempo también para vos mismo y las cosas que te gustan.

Tener un hobby no sólo te ayudará a divertirte; como ya te contamos, las aficiones también ayudan a combatir la ansiedad y el estrés.

7. Poné límites y aprendé a decir “no”. Cada cosa, a su tiempo. Frena la impaciencia y las peticiones o exigencias de cualquier tipo diciendo que no.

8. Fíjate en lo positivo. A lo largo del día también nos pasan cosas buenas. Unas palabras amables, unas risas a la hora del café, una llamada telefónica de alguien que se preocupa por nosotros… Agradecer esos pequeños detalles nos conecta con nuestra parte más humana y nos ayuda a tomar conciencia de todo lo bueno que nos rodea.

No dejés de dedicar una sonrisa o un simple “gracias” a esas personas que hacen del mundo un lugar mejor.

9. Tené paciencia. El síndrome postvacacional es pasajero. Una vez que te hayas encarrilado en tu rutina, los síntomas desaparecerán. Es cuestión de actitud y de tiempo.

 

Fuente: www.tusbuenosmomentos.com

NOVEDADES

Receta: Carne en salsa de vino tinto

5f1kddai

  Un plato bien de invierno, esta carne en salsa de vino tinto se cocina despacito y por eso sale tan tierna. Se puede acompañar con un rico puré de papas y calabaza, o con pastas. Ingredientes: 225g de champignones, fileteados 50g de manteca 30g de jamón crudo, cortado 1kg de carne sin hueso, cortada […]

Está Buenisimo, está Zumuva Beber con moderación. Prohibida su venta a menores de 18 años.